Universitarios desarrollan un helicóptero humano que vuela a contracorriente

davinci

Kenneth Huff y sus compañeros, estudiantes universitarios en Georgia, trabajan desde 2010 en un prototipo de helicóptero propulsado con energía humana para presentarse al premio Sikorsky, que otorga 250.000 dólares a “helicópteros humanos” capaces de elevar el vuelo.

Huff y su equipo son un ejemplo en cuanto a nadar contracorriente. Están empeñados en construir un prototipo que cumpla con las exigencias del premio –mantener el vuelo durante un minuto en un perímetro de 10 metros alcanzando una altura máxima de tres metros- sin redundar en ninguno de los prototipos que hasta ahora hayan funcionado y con el objetivo de aplicar sus avances, además, a usos recreativos. Es decir, quieren innovar a toda costa.

El que parece el líder de la investigación, Huff, ha reconocido, en declaraciones recogidas por Gizmag, que, precisamente por eso, su diseño genera incertidumbre, porque avanza en dirección contraria a otros helicópteros movidos por humanos que sí han conseguido elevar el vuelo.

Se trata, también, del diseño de sus rotores. Huff dice basarse en un principio aerodinámico que sostiene que cuando la velocidad de un perfil (en este caso, la forma transversal del helicóptero) se duplica, la velocidad de subida se cuadruplica. Ello conlleva que también se cuadruplica su resistencia, de forma que este equipo de universitarios trabajan en construir unos rotores lo más pequeños y eficientes posible.

Además, el prototipo de Huff y los suyos todavía no ha conseguido despegar. Hasta ahora han sido capaces de dotar al prototipo de una capacidad de carga de 36 kilos, cuando la mínima necesaria para alzar el vuelo es de 109 kilos.

Pero si no lo ha hecho, ha sido por falta de presupuesto. Después de obtener dos becas de su facultad y de una inyección personal de presupuesto a cargo del propio Huff, el equipo de investigación ha iniciado un proyecto de crowdfunding en la plataforma Kickstarter. Hasta ahora, el equipo ha recibido 319 dólares de los 20.000 que necesitan, y quedan seis días para que la campaña de crowdfunding finalice.

En los prototipos que han construido hasta el momento, el conductor elige la dirección de vuelo moviendo su propio peso en el helicóptero, pero Huff y su equipo planean dotar al aparato de un sistema de control más preciso.

Foto cc: TTaylor

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.

Contenidos Relacionados

Top