Madrid: la capital ya está en el podio de las Smart Cities

MadridGR

El año pasado Madrid ocupó la cuarta posición en el ranking de ciudades inteligentes elaborado por IDC. Sin embargo, este año ha conseguido subir un puesto y, de este modo, entrar en las posiciones de honor de esta clasificación. Pero Madrid recurre a la tecnología desde hace años.

Según Alejandro Arranz, director general de Innovación y Tecnología del Ayuntamiento de Madrid, el motivo por el que la ciudad ha subido un puesto es que hay un mayor conocimiento sobre algunos de los proyectos que se desarrollan.

Un ejemplo es el Centro Integrado de Seguridad y Emergencias (CISEM), que coordina y organiza cuerpos como la Policía o el Samur y ha conseguido unos tiempos de respuesta inferiores a los 8 minutos.

No obstante, el CISEM ya tenía cierta visibilidad, no como otros proyectos como el control de gestión integrada asociado a Madrid Río. Se ejecutó durante las obras de reforma y “muchas veces pasa desapercibido”, explica Arranz. A pesar de ello, es necesario para la realización de tareas como la apertura y el cierre de compuertas o la medición de niveles del agua.

Algo parecido ocurre con los centros de control de movilidad encargados de medir la afluencia de tráfico en tiempo real (tanto en la M-30 como dentro de la ciudad). Para ello utilizan sensores enterrados que cuentan el número de coches que pasan por las calles.

Pero también es fácil encontrar proyectos más ‘visibles’, aunque también más sencillos. Desde la información que muestran algunas paradas de autobús con el tiempo de llegada estimado de los mismos a las redes WiFi gratuitas que hay en varios espacios públicos de la ciudad.

El tamaño importa

Arranz, que considera ejemplos destacables las medidas que se toman en ciudades como Málaga o el sistema de sensorización que se lleva a cabo en Santander, cree que uno de los problemas de Madrid es que se trata de una ciudad muy grande y con mucha población.

Echa mucho para atrás a las empresas”, explica. “La mayor parte de los distritos tiene más población que muchas capitales de provincia” y esto es algo que asusta al sector privado. Sin embargo, cree que no debería ser así. Aunque, eso sí, les obliga a ser muy comedidos. “Los experimentos, con gaseosa”.

Y más en una época de crisis. Porque, si bien es cierto que la innovación puede suponer ahorros y mejoras, se trata de experimentos muy medidos y con rendimientos analizados. “Aquello que no tenga un rendimiento claro tendrá que ser aplazado”.

Brecha digital

La capital también tiene en marcha distintos proyectos destinados a fomentar la innovación entre las pequeñas y medianas empresas, donde hay una gran brecha digital. “Para salir de la crisis no hay que ahorrar en costes, sino innovar”, asegura Arranz, que se muestra preocupado por este problema.

Una de las principales medidas que se han tomado para paliar la brecha es la creación de La Catedral Innova. De hecho, el propio edificio pretende demostrar lo que pueden ser las ciudades inteligentes. Y en él tienen lugar reuniones y cursos con los que se pretende hacer llegar las nuevas tecnologías a las pymes.

Además, durante años se han llevado a cabo varias iniciativas, muchas de las cuales ahora dependen de La Catedral. Un ejemplo es el espacio CIBALL. Esta sala está situada en el centro de Madrid y en ella personas, empresas o asociaciones pueden celebrar eventos sin ningún coste de alquiler.

Así, por ejemplo, a lo largo de esta semana se han celebrado o se celebrarán el encuentro de un grupo abierto de WordPress, un evento de moda, otro para emprendedores y programadores de Android o la presentación de un software de vídeo y creación multimedia.

Asimismo, los ciudadanos pueden acudir a los cursos que se realizan todas las semanas en el Centro de Innovación de Alvarado y las Aulas Madrid Tecnología de Puerta Bonita y La Vaguada.

Arrancamos un recorrido por las principales ciudades inteligentes de España que podrá seguirse en este especial

Imagen CC: Moyan Brenn.

Contenidos Relacionados

Top