ION Glasses, las gafas inteligentes de factura española

gafas-ion-1-azules

Unas gafas inteligentes de factura española. Eso es lo que son las llamadas ION Glasses, un dispositivo desarrollado al amparo de la compañía ION Eyewear, una startup valenciana comandada por los emprendedores Santiago Ambit, inventor desde los 21 años y que con 28 tiene a sus espaldas 10 premios de innovación, y su socio Ricardo Urías, director de innovación de Havas Media.

Ambit que, como explica a TICbeat, hasta ahora solo había creado inventos para terceras empresas, como plantas parlantes y zapatos para invidentes, decidió embarcarse en este proyecto junto con Urías convencido de la utilidad y del posible éxito del mismo, aunque consciente de que se trata de un accesorio “mucho más modesto” que las populares gafas inteligentes de Google. “Nuestras gafas no incorporan una pequeña pantalla para navegar por Internet, de hecho apenas se diferencian de las gafas de toda la vida y están disponibles tanto con cristales graduados como de sol. Eso sí, permiten funcionalidades propias de terminales inteligentes como la recepción de avisos y el manejo a distancia de dispositivos móviles como smartphones y tabletas al estar enlazados con estos a través de una aplicación”.

 

 

Las gafas funcionan con los terminales de gama media-alta más novedosos de la industria, desde el iPhone 4S en adelante hasta el Samsung S3 y modelos superiores, pasando por otros terminales de última generación. Pero ¿qué hacen exactamente? Cuando el propietario de éstas reciba una llamada en su smartphone o tableta, un nuevo mensaje de chat, un correo electrónico o SMS, le salte la alarma de reunión, etc. se iluminará una luz LED para avisarle. Cada notificación tendrá un código de color (hay 256 colores), que habrá sido elegido por el usuario previamente a través de una app disponible para iOS y Android que aún están desarrollando Ambit y su equipo.

ION Glasses también permiten manejar a distancia el smartphone o la tableta del usuario a modo de mando. ¿Cómo? Mediante dos botones ubicados en la patilla. Mediante éstos podrá encender la cámara de fotos y las grabadoras de voz y vídeo, poner música o quitarla, pasar las canciones, subir y bajar el volumen, pasar las pantallas de una presentación, etc.

Además, como medida de seguridad y para evitar posibles pérdidas, cuando las gafas se separan del dispositivo con el que están ‘enlazadas’ a una distancia mayor de la que se ha definido a través de la citada aplicación, ambos suenan, y, a través de una función radar en la tableta o en el smartphone, se indicará en qué dirección se encuentran. Si lo que el usuario ha perdido es el smartphone o la tableta, éste podrá encontrarlos pulsando uno de los botones de las gafas de modo que se active un aviso de sonido que facilite su ubicación.

Tecnología que está detrás de ION Glasses

La montura de las gafas está fabricada con TR90, un material conocido como ‘Titanio plástico’ que se usa en tecnología aeroespacial y es muy resistente a la par que ligero. En la propia montura, en una de las patillas, se hallan una cápsula tecnológica y un chip Bluetooth 4.0. El chip ha sido miniaturizado por una compañía de Silicon Valley contratada por ION Eyewear. La montura, por su parte, ha sido diseñada por Visual Global, y la fabricación se hace en China. “Aunque si el proyecto sale adelante nos gustaría traer la fabricación a España”, indica Ambit.

Al igual que otro dispositivo tecnológico las gafas llevan incorporada una batería que puede recargarse por medio de una entrada micro USB.

 

Venta anticipada a través de Indiegogo

Las ION Glasses ya están acabadas como proyecto, aunque aún quedan algunos aspectos por pulir y, sobre todo, la empresa que está detrás precisa de financiación para abordar una comercialización en masa del producto. “El prototipo ya está desarrollado, la patente ha sido solicitada, la tecnología del dispositivo está acabada y funciona –explica el inventor–, pero necesitamos ayuda y más tiempo para lanzarlo al mercado. Necesitamos reducir el tamaño del dispositivo tecnológico y encapsularlo para su fabricación, debemos fabricar el dispositivo a gran escala y solicitar (y pagar) las autorizaciones de homologación pertinentes sobre todo para una comercialización en Estados Unidos. En febrero de 2014 queremos vender a 83 países a través de distribuidores”.

Con este objetivo en mente, recabar fondos y para testear cómo puede funcionar el producto, los emprendedores han puesto en venta el dispositivo de forma anticipada en Indiegogo (también a través de la web de ION Eyewear) a un precio “especial” de 59 euros (el precio inicial de venta es de 74 euros). Eso sí, el dispositivo que no se entregará a los compradores hasta al menos enero de 2014.

“Nuestro objetivo es vender 2.000 unidades en 60 días”, señala Ambit. Teniendo en cuenta que la campaña se ha abierto hoy en Indiegogo, ésta no va mal, ya que en lo que va de día han logrado casi 900 dólares de los 150.000 que aspiran ingresar a través de esta plataforma.

“También estamos buscando financiación de parte de empresas de capital riesgo. Hasta ahora los inversores hemos sido los fundadores, que hemos destinado 200.000 euros al proyecto”, afirma Ambit. “Poder vender el producto de forma masiva en Europa y Estados Unidos, y no solo en tiendas de electrónica sino también en ópticas, ése es nuestro objetivo. Y, sobre todo, ver cómo un invento nuestro es acogido por muchas personas”, añade Ambir para quien su principal sueño y motivación es “crear proyectos que se hagan realidad”.

 

 

Etiquetas
Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.

Contenidos Relacionados

Top