Investigadores de la UPC hacen realidad la impresión 3D asequible

Impresora 3D

La impresión en 3D es una de las grandes tendencias para este año 2013. Ya lo dijo el presidente Obama en su discurso sobre el Estado de la Unión y hace unos días lo ponía de manifiesto el Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF) quien destacaba esta tecnología como una de las 10 más importantes de cara al año en curso. No en vano, según el Foro, este tipo de impresión podría revolucionar la fabricación, pues permitirá que los objetos puedan imprimirse de forma remota, en casa o en la oficina, con un gran ahorro de tiempo y transporte.

Pues bien, disponer de esta tecnología de última generación a un precio asequible (por menos de 900 euros) ya es posible gracias a los investigadores del proyecto RepRap, basado en código abierto, de la Fundación CIM de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). Éstos han creado BCN3D, una impresora 3D enfocada al uso doméstico que ya comercializan en más de diez países entre los que están Francia, Alemania o Estados Unidos y que este año quieren expandir a más usuarios y mercados.

Imprimir en 3D… ¿para qué?

Esta tecnología, que fabrica capa a capa piezas muy diversas a partir de un diseño generado con ordenador, permite que cualquier persona desde su casa o cualquier pequeño negocio pueda fabricar insitu su producto, sin tener que realizar grandes inversiones en maquinaria y personal técnico especializado.

En este sentido, según sus creadores, actualmente los principales compradores de la BCN3D están siendo particulares, pequeñas ingenierías y despachos de arquitectura. Aunque desde la UPC asegura también que ya se están dando casos de nuevos modelos de negocio, por ejemplo, imprentas que están apostando por la impresión 3D para luchar contra la caída de la impresión convencional, o incluso pequeños emprendedores que ven en esta tecnología un gran potencial.

Es más, otro de los usos de esta tecnología es la impresión en tres dimensiones de ecografías para que los futuros padres puedan tener imágenes de cómo será su bebé. Esto ya es posible gracias al proyecto Ultrasound 3D Printed, que crea modelos tridimensionales de las imágenes generadas por una ecografía 3D; imágenes que luego se imprimen con el dispositivo BCN3D.

Incluso el mundo de la educación es está ya beneficiando de la impresión en 3D. De hecho, ya usan tres equipos BCN3D en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de Barcelona (ETSEIB) de la UPC-Barcelona Tech para que los futuros ingenieros pueden imprimir sus diseños.

 

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top