Google usa agua reciclada para enfriar su centro de datos

googleGoogle ha convertido a su centro de datos en Georgia (EEUU) en un lugar eco-friendly. La empresa norteamericana, que tiene centros de datos por todo el mundo, ha dado un gran paso con la utilización de un sistema de agua reciclada que enfría sus instalaciones, algo que resulta menos agresivo para el medio ambiente.

Los centros de datos requieren una gran cantidad de electricidad y necesitan un enfriamiento constante para poder garantizar su funcionamiento. Algunos métodos de enfriamiento emplean energía eléctrica, utilizando calor residual para enfriar los aparatos. Aunque éste sea una forma eficiente de conseguir el enfriamiento de los sistemas, la contaminación que produce es demasiado elevada. Por ello, algunas compañías están ensayando nuevas fórmulas de enfriamiento menos agresivas con el entorno.

Google ha llegado a un acuerdo con los responsables de la red de alcantarillado de la zona para crear este sistema y tener la llave para utilizar 100%  agua reciclada en su centro de datos. El sistema es sencillo: La depuradora de la zona, que limpia agua utilizada y la reenvía al río Chattahoochee, ayudó a construir una pequeña planta depuradora al oeste del centro de Google, que desvía a las instalaciones del buscador hasta un 30% del agua depurada.

En el centro ecológico de Google en Georgia, el sistema de enfriamiento se basa en la evaporación pero que a diferencia de otros centros de datos que utilizan este modelo ellos emplean agua reciclada.  El agua residual llega tras pasar por una potabilizadora al centro de datos, para poder enfriar allí los sistemas y es expulsada, tras cumplir su función, de nuevo al exterior. Su reincorporación al ciclo del agua se produce como vapor, tras pasar por torres de enfriamiento.

El agua que no se ha evaporado durante el proceso de enfriamiento se envía a una planta de aguas residuales localizada en las instalaciones del centro de datos. Allí se trata de nuevo el agua para poder desinfectarlo, eliminar sólidos minerales y enviarlo de nuevo al río.

Según los organizadores de Google, sus centros de datos utilizan la mitad de la energía habitual porque dependen de enfriamiento libre en lugar de enfriadores mecánicos.

Un centro de datos puede utilizar miles de litros de agua al día. Cuando Google comenzó a utilizar su centro en Georgia en 2007, el agua que utilizaban era potable. “En Google hemos estado trabajando durante años para poder maximizar la eficiencia de nuestros servidores y de nuestros diseños de centros de datos, para poder minimizar la huella de energía consumida por nuestros centros.” dice Joe Kava, director de construcción y operaciones de centros de datos de Google, en un video de la compañía.

“Situamos nuestros centros de datos en lugares en los que podamos maximizar el enfriamiento natural y minimizar la cantidad de lo que llaman ‘enfriamiento mecánico’. No queremos quitarles agua potable a las comunidades en las que nos encontramos, por lo que utilizamos agua reciclada”, apunta Kava.

Las compañías tecnológicas cada vez necesitan más energía, por lo que se necesitan crear más centros de datos. Ahora muchas de las grandes empresas se han visto presionadas ante la creciente demanda de sus usuarios para reducir la contaminación y el uso de energía. Un buen ejemplo de esto ha sido Facebook, que ha sido criticada recientemente por decir que iban a utilizar los servicios de Pacific Power, cuya energía proviene de emisiones de carbono, una de las formas de conseguir electricidad más sucias que existe.

La tendencia de las grandes compañías a utilizar formas más ecológicas de trabajar está en aumento, por lo que probablemente empiecen a surgir más ideas innovadoras para aprovechar recursos.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top