El futuro digital de las bibliotecas: ¿tienen futuro los libros en papel?

ereaders_biblioteca

¿Leeremos libros de papel en el futuro? Con la llegada de la primera biblioteca puramente electrónica en EEUU y el éxito que está obteniendo, no hay duda que en el futuro existirán las bibliotecas sin libros (y probablemente sin estanterías). Un nuevo estudio del Proyecto Pew de Internet y Vida Americana analiza el futuro de las bibliotecas. El estudio, que se titula ‘Servicios de biblioteca en la era digital’ sugiere que muchas personas aún valoran el rol de las bibliotecas y que los bibliotecarios están pensando en cómo sus servicios podrían evolucionar. Aunque se hayan dedicado a analizar las costumbres y tendencias mostradas en EEUU, es probable que el fenómeno de la digitalización se reproduzca de manera similar en otros lugares alrededor del mundo.

Internet ya ha impactado la forma en la que las personas encuentran y acceden a nueva información y ahora la popularidad creciente de los e-books está transformando la forma en la que se lee. En este entorno, las bibliotecas están luchando por innovar y seguir atrayendo a estas personas, ajustando sus servicios a las nuevas necesidades pero sin excluir a las personas que aún quieren información y recursos en formatos tradicionales. Dentro del estudio se sugiere que muchos de los usuarios de bibliotecas en EEUU quieren que haya un mayor nivel de servicios digitales, pero siguen pensando que los libros tradicionales son importantes en la era digital. 

Dentro de los servicios de muchas bibliotecas del mundo, el acceso gratuito a ordenadores o internet ofrece algo a un sector de la población que normalmente no estaría tan atraída por el ambiente de la biblioteca. Un 80% de los encuestados dijeron que el préstamo de libros es uno de los servicios más importantes que ofrecen las bibliotecas, un 80% apunta que los bibliotecarios de referencia son muy importantes en las bibliotecas, mientras que un 77% apuntan que un acceso gratuito a ordenadores y internet también es importante.

¿Para qué se usarían las bibliotecas?

Las nuevas posibilidades mostradas en el estudio incluían la posibilidad de pedir la ayuda a un bibliotecario haciendo preguntas online. Un 35% de los americanos dijeron que usarían un acceso a través de apps a los materiales y programas de la biblioteca, mientras que el mismo porcentaje disfrutaría del acceso a foros de pruebas para probar nuevos dispositivos electrónicos en la biblioteca.

Otro de los grandes cambios posibles (y posiblemente una manera de ahorrar tiempo en la búsqueda del libro que se quiere coger prestado) sería la introducción de aplicaciones de navegación GPS específicos para localizar material dentro de los edificios de las bibliotecas. Lo más popular para los bibliotecarios son las clases sobre e-préstamos, clases para aprender a usar dispositivos móviles y servicio online para preguntar a los bibliotecarios. Muchos de ellos apuntaban que algunos de los nuevos recursos ya estaban disponibles debido a la demanda dentro de sus comunidades.

Estos nuevos servicios no son, sin embargo, una sustitución válida para lo que muchos quieren: los libros en papel no han sufrido aún a manos de sus equivalentes digitales ya que un 73% de los encuestados admitían que habían ido a la biblioteca en los últimos 12 meses por libros de papel.

Foto cc goXunuReviews

Contenidos Relacionados

Top