La electrónica impresa revolucionará el sector juguetero español

flexetoy

El sector juguetero está experimentando toda una transformación gracias a las nuevas tecnologías. Uno de los proyectos destacados en este sentido es FLEXeTOY. El proyecto ha sido promovido por un consorcio creado por dos empresas –Autoadhesivos Z y R, firma del sector de las artes gráficas, y SEMAI, especializada en el sector de la producción y montaje de circuitos electrónicos– y dos centros tecnológicos –CETEMMSA, experto en el proceso de tratamiento de superficies flexibles en el campo de la electrónica de impresión para obtener dispositivos y productos inteligentes, y AIJU, el Instituto Tecnológico del Producto Infantil y el Ocio–.

La iniciativa, que cuenta con una financiación del Ministerio de Economía y Competitividad y de los fondos FEDER que asciende a 981.687 euros, finalizará en el año 2015.

Objetivos de FLEXeTOY

Lo que persigue FLEXeTOY no es otra cosa que desarrollar prototipos innovadores para el sector juguetero, que aúnen atractivo, dinamismo e interacción a los juguetes a través de la tecnología de electrónica impresa.

Sus promotores están convencidos de que éste puede ser un elemento tractor del sector juguetero, un sector por otra clave importante para el mercado nacional, ya que con esta tecnología será posible crear prototipos de juguetes que integren dispositivos impresos sobre material flexible de modo que los más pequeños podrán disfrutar de funcionalidades electrónicas hasta ahora nunca vistas en este tipo de productos infantiles.

De este modo, estos juguetes podrán iluminarse en función del dibujo de una litografía, haciendo que la relación entre el niño y el juguete sea más activa. También podrán propiciar la imitación de los roles adultos por parte de los niños, por ejemplo, encendiendo un fuego de una cocina o iluminando una casa de juguete, etc.

Fabricación en masa

Cuando finalice el proyecto las pymes del sector juguetero podrán disponer de juguetes-prototipo en los que basarse para fabricar de forma masiva y a bajo coste productos de valor añadido incrementando su competitividad a nivel internacional.

Además, otra ventaja de esta tecnología, según sus promotores, es que los prototipos desarrollados reducirán desperdicios eléctricos y electrónicos al mismo tiempo que cumplirán con las directivas RoHS y la europea EN62115 de productos eléctricos y la EN71 de seguridad en el juguete.

“La industria de las artes gráficas y electrónica involucradas en el proyecto se beneficiarán de los desarrollos del mismo sobre sustratos flexibles abriendo nuevos sectores de aplicación frente a la electrónica convencional”, añaden.

 

 

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top