El dispositivo del futuro, multifuncional o especializado

Dispositivos convergentes o especializadosUno de los temas más recurrentes en el mundo de la tecnología es el de la convergencia; cuando diferentes productos evolucionan para ofrecer en un mismo dispositivo funciones relacionadas. Los smartphone son el primer ejemplo de un producto realmente convergente –ofrece al mismo tiempo voz y aplicaciones- que ha alcanzado un consumo masivo en los últimos años. Además, según avanza el tiempo, los nuevos modelos ofrecen mejor calidad para tomar imágenes y grabar vídeos.

Sin embargo, hemos entrado en una fase en la que cada vez disponemos de un mayor número de equipos con conexión a la red. Muchos de estos son dispositivos especializados en una tarea, como puede ser el Kindle o la Xbox. En los próximos meses podremos ver muchos más ejemplos, como las famosas neveras conectadas a Internet que te permitirán encargar la compra semanal mientras revisas lo que te queda en el cajón de la fruta y las verduras.

La tecnología crece en la especialización

¿Quiere decir esto que la especialización reinará sobre la convergencia? Esto es lo que viene a defender Kevin Kelly en su último libro “What Technology Wants”. Sin embargo, muchos especialistas se encuentran en el extremo opuesto, es decir, defienden que la convergencia es el inevitable destino de la mayor parte de productos tecnológicos de gran consumo. Kelly afirma que “si miramos al futuro, la especialización continuará creciendo”. Sin embargo matiza que actualmente los dispositivos que dominan el panorama tecnológico son los que agrupan varias funciones similares.

“En estos momentos parece que los ordenadores van en la dirección opuesta. Cada vez se vuelven unas máquinas más generalistas, agrupando más y más funciones. (…) Esta convergencia se amplifica mediante el cloud computing y las herramientas on-line”

Pero insiste en el argumento que la especialización será la norma en un futuro: “Esta convergencia es temporal. Ahora mismo todavía estamos en las primeras fases de desarrollo de la inteligencia artificial. Aunque ahora suene tonto, acabaremos instalando este sistema en martillos, cepillos de dientes, estetoscopios, ascensores o sartenes. Todas estas herramientas generarán nuevas energías si se comparte esta inteligencia universal en la red. Al mismo tiempo que estos roles se vayan definiendo, las herramientas se especializarán. Podemos ver los primeros ejemplos con el iPhone, Kindle, Wii y los netbooks”. Para concluir afirma que la tecnología “nace en lo general pero crece en los específico”.

Argumentos en pro de la convergencia

Estos son buenos argumentos, pero no convencen a todos. Mientras que un martillo si está claro que es una herramienta especializada, que es lo qué ocurre con una herramienta como un eReader. Kelly afirma que el Kindle es un dispositivo especializado, pero en el otro extremo están los que opinan que el producto de Amazon se está extiguiendo debido a la convergencia de dispositivos.

Nadie podrá decir que el iPad 2 es mejor eReader que lo que puede suponer el Kindle. Este último es claramente superior, a la hora de realizar esta función. La lectura es mejor y también puedes utilizarlo en el exterior, y el la pantalla del tablet de Apple da problemas con el reflejo del sol. Esa es la ventaja competitiva del Kindle pero nos preguntamos qué pasará cuando el iPad y otras tabletas evolucionen y solucionen estos fallos. Lo más seguro es que ocasionen la extinción de estos equipos especializados.

En otras palabras: puede ser que con la lectura, la tecnología camine hacia la convergencia.

Se pueden encontrar muchos casos como el anterior, especialmente en el campo de los smartphones y las cámaras digitales. Por ejemplo, la empresa responsable de la fabricación de la videocámara Flip ya ha declarado obsoleto este producto.

Otro punto de atención son los pequeños colectivos. Por ejemplo, los fotógrafos. Actualmente se suele asociar una menor calidad a las cámaras de los teléfonos que a los dispositivos pensados para solo esa función. Sin embargo, analizando las necesidades profesionales, es posible que estos acaben demandando una cámara de alta calidad que además proporcione funciones de llamada y/o acceso a Internet. Esto no hará que los smartphones desaparezcan sino que supondrá una forma paralela de convergencia.

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top