El boom de las ciudades inteligentes

061018_KAEC_Crystal Renderings.indd

Cada vez existen más problemas de tráfico, cada día un porcentaje mayor de la población vive en grandes urbes y cada momento que pasa las grandes localidades se encuentran con más y mayores desafíos. A eso se suma la situación de crisis global, un momento histórico en el que para responder a todos esos retos las ciudades deben echar mano de menos recursos.

Las ciudades inteligentes, las smartcities, parecen la gran solución al problema. Oír hablar a los alcaldes de medio mundo de la reconversión de sus núcleos urbanos en espacios smart es cada vez más habitual y los ejemplos llegan de todas partes del planeta.

En Portugal, por ejemplo, se está construyendo desde cero una ciudad inteligente, un proyecto piloto en la localidad norteña de Paredes. En ella vivirán hasta 250.000 personas y recibirá una inversión de 10.000 millones de euros. La construcción, en tres fases, finalizará el próximo 2015. La ciudad – el proyecto se llama PlanIT Valley- servirá, según sus creadores, como laboratorio real para las compañías asociadas al proyecto (Microsoft, Cisco, la Comisión de Desarrollo del norte de Portugal, etc), como espacio para testear tecnologías smart, como centro de innovación o como gigante incubadora para start-ups. Los edificios de PlanIT Valley serán inteligentes, los vehículos estarán conectados y la electricidad o el tráfico estarán controlados y serán gestionados de forma inteligente.

Las ciudades inteligentes son una de las grandes tendencias en tecnología, como concluía un reciente artículo de The Wall Street Journal. El 50% de la población vive ya en ellas y el 70% de los recursos se van en ellas, según estadísticas del MIT. Cada ciudad busca en la capa de inteligencia algo: acabar con los problemas de tráfico, reducir el consumo de recursos, ser más eficientes medioambientalmente…

Aunque la idea de mejorar las ciudades no es nueva. “Hay un montón de iniciativas previas”, al gran boom de los últimos años, en palabras de Rafael Achaerandio, director de análisis de IDC España, “incluso antes de que el concepto estuviese definido”. “Llevan existiendo desde hace siglos”, apunta, “no sólo es tecnología”. El boom confirma el crecimiente interés. De hecho, el número de ciudades inteligentes en posiciones en cabeza del ranking de smartcities de España ha aumentado en esta edición.”El momento actual, quizás, lo haya acelerado”, indica Achaerandio.

Las ciudades deben enfrentarse a cada vez más retos y hacerlo con menos recursos, lo que ha empujado a una mayor eficiencia. Una ciudad más eficiente debe ser, por fuerza, más inteligente. El futuro repleto de urbes dignas de una película de ciencia ficción está, por tanto, a la vuelta de la esquina. “Es una necesidad”, señala el experto.

El gran reto es, más que construir ciudades inteligentes de cero, algo que una buena planificación puede conseguir sin problemas, convertir las que ya existen. “El problema es hacer inteligentes a ciudades que parten de la Edad Media”, confirma Achaerandio, que apunta que se está haciendo un “gran esfuerzo” para adaptarlas a estos nuevos retos.

Una oportunidad de negocio

Las ciudades inteligentes son también una oportunidad de riqueza. “Desde luego, creemos que es una oportunidad maravillosa de ahorrar dinero de los contribuyentes, de hacer las ciudades más sostenibles y de crear valor añadido”, apunta Achaerandio. “Podemos tener un brote verde de verdad”, indica, si se empieza a compartir información y a generar mayores cohesiones. “Se puede apostar por un sector de futuro”.

Los municipios españoles han comenzado a entender el potencial de las smartcities y se han aliado para ser más eficientes en este terreno. La Red Española de Ciudades Inteligentes nacía a principios de año y aglutina a Palencia, Burgos, Barcelona, Cáceres, Castellón, Murcia, Málaga, Madrid, Pamplona, Valencia, Sevilla, Segovia, Santander, Salamanca, A Coruña, Logroño, Valladolid y Vitoria. Estas ciudades intercambiarán conocimientos y trabajarán de forma conjunta para conseguir ser cada día más inteligentes. Varios son los campos principales en los que trabajarán de forma prioritaria: innovación social, energía, medio ambiente, infraestructuras, habitabilidad humana, movilidad, economía y negocios.

No dejes de consultar nuestro especial sobre ciudades inteligentes de España aquí.

 

Foto cc

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top