Bilbao, un oasis inteligente contra la crisis

bilbao

Bilbao está en movimiento: la ciudad está en el Top 5 de las ciudades inteligentes de España y tiene un plan para el 2020. Como parte de la iniciativa financiada por la Unión Europea, la ciudad está cambiando por completo para reducir su impacto medioambiental, incrementar la eficiencia energética y de transportes y aumentar su atractivo turístico. La campaña de concienciación del cambio climático y el consumo de agua de la ciudad tiene como meta recortar el gasto del agua en un 8% para el 2020.

El Ayuntamiento de Bilbao ya ha implementado un Plan de Acción para la Energía Sostenible de Bilbao 2020, una medida para implementar una reducción en al menos un 20% la contaminación producida por el transporte, el combustible y la electricidad en la ciudad.

La Agenda21 de Bilbao, una versión localizada de la iniciativa de las Naciones Unidas, es una parte importante del cambio que se encuentra en esta ciudad española. Su objetivo, aumentar la sostenibilidad de la ciudad para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, protagonizando un cambio en la política municipal hacia una posición más respetuosa con el medio ambiente y dota al municipio de un instrumento de gran valor estratégico para hacer frente a los retos futuros. Los indicadores de la ciudad muestran un cambio progresivo positivo, ayudado por la reducción de residuos, el aumento de espacios verdes y el incremento de eficiencia en transporte.

El turismo forma una parte importante de las ciudades inteligentes; algo que Bilbao incentiva gracias a iniciativas como el servicio de préstamo de bicicletas a los ciudadanos además del 3D Walking Tour de Bilbao por el ensanche de la ciudad  (tan sólo uno de los ejemplos del trabajo de la ciudad con las nuevas tecnologías). Se ha creado un video-reportaje en 3D que muestra esta riqueza arquitectónica, en concreto sobre la zona de Abandoibarra (Bilbao), donde se encuentran edificios emblemáticos como el Museo Guggenheim, la torre de Iberdrola, el puente de La Salve y el Museo de Bellas Artes, entre otros.

No es de extrañar que en el ranking de este año de la IDC la ciudad se encontrase entre los cinco primeros puestos de las ciudades inteligentes de nuestro país, junto con Barcelona, Santander, Málaga y Madrid.

Convertirse en una ciudad inteligente es una inversión que merece la pena a pesar de la crisis; aunque es evidente que el dinero escasea, la recompensa gracias a las medidas más eficientes en la ciudad hace que cada vez merezca más la pena.

Bilbao, como otras ciudades que han hecho este tipo de inversiones, son un oasis durante la recesión.

Arrancamos un recorrido por las principales ciudades inteligentes de España que podrá seguirse en este especial

Foto cc mac_tanaguchi

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top