El auge de big data lleva a los científicos a acelerar la conversión de datos analógicos en digitales

El 80% de las empresas fallarán en su estrategia de seguridad Big Data, según Gartner

Científicos de IBM han desarrollado un conversor analógico-digital con una capacidad de 1.000 millones de conversiones por segundo. El invento se ha desarrollado en el centro de investigación de IBM en Zurich, en colaboración con científicos del Laboratorio de Sistemas de Microelectrónica del EPFL.

El objetivo último de esta plataforma es poder hacer un uso informático de todos los datos estructurados y desestructurados que existen en el mundo y que aumentan a un ritmo del 60%. Muchos de estos datos proceden del medio ambiente (imágenes, luz, sonido e incluso las señales de radio originadas en el Big Bang hace 13.000 millones años). “La Madre Naturaleza trabaja en analógico. Allá donde el viento sopla, la Tierra se mueve o el sol brilla, se crean datos analógicos”, explican desde IBM.

Para poder explotar y estudiar estos datos hay que convertirlos en digitales, es decir, en ceros y unos y aquí es donde juega un importante papel el citado conversor analógico-digital (ADC, del inglés Analog-to-Digital Converter).

La necesidad de digitalización de este tipo de datos se ha incrementado en los últimos años con el crecimiento del Big Data y de la Internet de las Cosas. De hecho los científicos del Gigante Azul llevan ya varios años trabajando en el desarrollo de conversores analógico-digitales energéticamente eficientes, que permitían concentrar grandes cantidades de señales analógicas del mundo real en chips para la computación.

No obstante, el ultimo ADC desarrollado por la compañía tiene “una serie de ventajas clave respecto a otros diseños propuestos previamente, en cuestiones relacionadas con la velocidad, el consumo de energía y el área de silicio empleada”, asegura el profesor Yusuf Leblebici, director del Laboratorio de Sistemas de Microelectrónica. Y es que, como explica Martin Schmatz, director del departamento de sistemas de IBM Research. “la mayoría de conversores analógico-digitales del mercado no fueron diseñados para gestionar la gran cantidad de aplicaciones de Big Data con las que contamos hoy día”.

El Big Bang, en ceros y unos

Los científicos de IBM están también valorando si el ADC puede convertir las señales analógicas que se originaron en el Big Bang. Para ello están inmersos en el proyecto DOME, fruto de la colaboración entre el Instituto Holandés de Radioastronomía (ASTRON) y el Gigante Azul para desarrollar una hoja de ruta tecnológica para el radiotelescopio SKA (Square Kilometre Array), un proyecto internacional que pretende construir el radiotelescopio más grande y sensible del mundo.

Los datos analógicos que el SKA recoge del espacio se espera que produzcan 10 veces el tráfico global de Internet. El prototipo de ADC de IBM sería un candidato ideal para convertir estos datos analógicos en digitales con un bajo consumo de energía.

Etiquetas , ,

Contenidos Relacionados

Top